Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

El directorio ejecutivo del BID recomendó la destitución de Mauricio Claver Carone

Un compromiso de “felicidad absoluta” firmado en un mantel individual, una “caja traviesa” y un ascenso polémico son algunas de las presuntas evidencias que una investigación dijo haber encontrado de una relación romántica entre el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver Carone, y otra alta funcionaria de su trabajo, algo prohibido en el organismo, y que condimentan esta novela escandalosa con un fuerte trasfondo político.

La situación del líder del Banco se complicó en las últimas horas al trascender a la prensa detalles de la investigación de una firma independiente contratada por el directorio ejecutivo, un reporte que abre la puerta a la destitución del cubano estadounidense.

El panorama se agravó para Claver Carone porque los directores ejecutivos de los países votaron este jueves a favor de elevar el caso a la Junta de Gobernadores que tendrá que tomar la decisión final, supo Clarín. Según dijeron fuentes del organismo a esta corresponsal, el presidente estuvo reunido este jueves por la mañana con 14 directores e hizo su descargo. Pero no fue suficiente.

En el próximo paso, en la Junta, la destitución debe decidirse con una mayoría del poder de voto que se alcanzaría fácilmente si los “grandes” votan a favor. Brasil acompañaría la destitución, según Bloomberg. Estados Unidos aún analiza su decisión, lo mismo que Argentina. Entre los tres reúnen un 53% del poder de voto.

“No lo sabemos aún”, dijeron a Clarín fuentes del entorno de Sergio Massa, que como ministro de Economía es el que debería votar en caso de que el tema llegue a la Junta. Otras fuentes oficiales señalaron que estaban a la espera de lo que decida la Casa Blanca.

En medio de este escándalo está aún en danza el préstamo de US$1.200 millones que anunció Massa en Washington junto con Claver y que la Argentina necesita desesperadamente para engrosar las reservas. Según supo Clarín, el préstamo tuvo luz verde este jueves del Operations Policy Commitee (OPC), que es la última instancia de revisión técnica antes de pasar al directorio para su aprobación.

El escándalo comenzó en marzo, con la denuncia de la presunta relación y abuso de poder que llegó a los directores por un correo electrónico anónimo y por eso el board contrató una consultora que entregó este lunes sus conclusiones que supuestamente mostraban “evidencia”.

Claver Carone, de 47 años, y la mujer (que se la nombra por sus iniciales, JB) eran compañeros de trabajo cuando él era asesor de Donald Trump para América latina en la Casa Blanca. Cuando fue elegido para liderar el BID (le ganó la pulseada a Gustavo Béliz), ella fue nombrada con un alto cargo en el organismo.

Según revelaron AP y el diario El País, el informe confidencial consigna que “hay evidencias que apoyan la conclusión de que tenían una relación romántica antes de unirse al Banco y que la relación puede haber continuado durante su empleo”. Tanto Claver como la mujer negaron todas las acusaciones y denuncian que no hubo "debido proceso", no los dejaron ver el expediente en tiempo y forma para responder en consecuencia.

El reporte consigna que la relación de pareja quedó sellada en la parte de atrás del mantel individual de un restaurante donde habían escrito “Merecemos la felicidad absoluta”, una especie de contrato romántico firmado en 2019 mientras cenaban en Medellín. Allí, ambos decían que abandonarían a sus respectivas parejas y una “cláusula de incumplimiento” establecía que si se rompía el pacto habría "tristeza y angustia'' que solo podrían mitigarse con "cera de vela y una caja traviesa'' de un hotel frente al mar en Miami.

Según las filtraciones, el informe también afirma que la funcionaria obtuvo dos aumentos salariales: pasó de ganar 287.000 dólares netos anuales cuando asumió en septiembre de 2020 a 420.000 dólares en julio de 2021. Días antes, ella le había dicho que estaba “harta” y que quería ser ascendida.

Fuentes del entorno de Claver dijeron a Clarín que la prueba del individual fue suministrada por el ex marido de JB, que supuestamente es “un mentiroso” y tiene una animosidad particular contra ella desde el divorcio. También afirmaron que aumentos salariales similares fueron otorgados a otros funcionarios en ese momento. Además, denuncian al “ambiente machista” del Banco, que querría defenestrar a una mujer con un alto cargo.

En el Banco el clima está al rojo vivo desde hace meses, los empleados creen tener los teléfonos y los mails pinchados, pocos quieren hablar, varios fueron llamados a declarar como testigos y temen represalias.

En el entorno de Claver Carone sospechan que hay una trama política detrás de la denuncia anónima y que es víctima de una “caza de brujas”, según dijeron a Clarín, porque el funcionario lucha contra la corrupción y la influencia de China en el organismo. También creen que detrás del anónimo puede estar la mano de Argentina, que se quedó con la sangre en el ojo por el desplazamiento de Béliz y por cuestiones ideológicas, ya que Claver es un “halcón” cubano que critica al régimen de La Habana constantemente. Sugestivamente para muchos, dos funcionarios argentinos del organismo han sido recientemente desplazados de puestos clave.

Sin embargo, Claver Carone tiene una excelente relación con Massa y por eso le facilitó la aprobación del crédito para reservas que le había trabado a sus predecesores.

Una vez aprobado por el directorio, la Junta de Gobernadores tiene en sus manos la decisión final. “Mucho está armado en el informe y parece estar diseñado para presionar a la Casa Blanca, que en definitiva es la que va a decidir”, dijeron a Clarín fuentes al tanto de la investigación.

El gobierno de Joe Biden aún analiza qué hacer. Claver fue postulado por Trump pero a la vez es un estadounidense que está ocupando una posición que tradicionalmente es para un latinoamericano. Además, Claver tiene el apoyo de dos senadores clave del Congreso, el demócrata Bob Menéndez y republicano Marco Rubio, que son fuertes críticos del régimen de La Habana. A menos de 50 días para las legislativas, cuando Florida es un estado clave, cualquier movida que remueva el avispero del exilio cubano puede tener repercusiones electorales.