Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Los antecedentes de "El Presto", el violento y misógino youtuber que mantuvo una relación con Brenda Uliarte

Volvió a quedar en la mira tras revelarse su relación con Brenda Uliarte

Su primera reacción violenta fue en 2020, luego de amenazar de muerte a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Su foto con Videla y sus discursos de odio contra políticos y celebridades.

Pocos días atrás se confirmó que Eduardo Miguel Prestofelippo, conocido como “El Presto”, deberá cumplir una condena de 30 días de prisión domiciliaria por haber hostigado a Fabiola Yañez por las redes sociales. Usará una tobillera electrónica y deberá cumplir una perimetral respecto a la primera dama. La sentencia fue confirmada por la Cámara Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires. Este martes, por caso, se reveló que el youtuber mantuvo una relación con Brenda Uliarte, pocas semanas antes de que Fernando Sabag -el actual novio de la detenida- intentara matar a Cristina Kirchner, al gatillarle dos veces en la cabeza.

Conocido por su militancia libertaria, anticuarentena y antikirchnerista, “El Presto” tiene 30 años. Nació en Entre Ríos pero se radicó en Córdoba, y estudió en el Colegio Universitario de Periodismo. Cosechó su fama entre jóvenes libertarios libertarios  por hablar de política en los videos que comparte en su canal de YouTube, donde tiene 389.000 suscriptores. Lo que más se destaca, sin embargo, son sus discursos de odio  personajes de la política, principalmente contra referentes del oficialismo.

El primer discurso violento con el que se hizo conocido fue en 2020, luego de amenazar de muerte a la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Vos no vas a salir viva de este estallido social. Vas a ser la primera en pagar todo el daño que causaron. Te queda poco tiempo”, publicó en ese entonces.

Ese mismo año, ostentó en las redes una foto suya de adolescente junto al dictador Jorge Rafael Videla, luego de que una excompañera de estudios contó que aún ocupaba un lugar significativo en su habitación. 

En febrero de 2021, tuvo un cruce con Florencia Peña, quien se dirigió de lleno contra el youtuber y cuestionó: "¿Cómo puede ser tan horrible como ser humano?". Fue luego de que “El Presto” publicara un mensaje en tono de burla en el marco del femicidio de Úrsula Bahillo. “Seguro que si Úrsula le hablaba con ‘E’ a su asesino, se salvaba. Ah no. Espera un cachito. Úrsula le tendría que haber cantado una canción anti capitalista a su asesino. Eso seguro la salvaba”, había posteado.

La última reacción violenta -y machista- que lo dejó en boca de todos fue el juicio por hostigamiento que le inició Fabiola Yañez por una serie de videos publicados en 2020. En uno de ellos dijo dirigiéndose al presidente Alberto Fernández: "Si yo el día de mañana en Twitter publico una foto de tu mujer en pelotas, que las tiene porque es el pasado de tu mujer, yo termino en cana”.

“De última, bancate la mina con la que te acostás. No te buscaste una mina de su casa, te buscaste una mina que en los grandes canales de televisión no la conocen precisamente por ser primera dama, la conocen por otros prontuarios. Dejate de joder Alberto, dejate de joder", prosiguió en ese archivo publicado en junio del 2020.

La otra publicación fue en agosto de ese año, bajo el título "¿Prostitución vip?". En ella habló sobre el pasado de Yañez como actriz y se refirió a ella como "michifus" y "parásito". Al día siguiente, atacó nuevamente a la primera dama con descalificativos.

Por qué “El Presto” cumplirá prisión domiciliaria con tobillera electrónica

“El Presto” fue condenado a 30 días de prisión efectiva por hostigar a la primera dama a través de redes sociales, a respetar una orden perimetral de 200 metros respecto a la primera dama por un año y realizar un curso en INADI sobre violencia de género.

Si bien la pena fue de prisión efectiva, por “razones de salud” alegadas por su defensa—cuyos detalles no fueron dados a conocer ante la prensa—cumplirá la condena en su domicilio, y deberá utilizar una tobillera electrónica, parte del sistema de vigilancia alternativo.